jueves, 8 de diciembre de 2011

SECRETO CON CEBOLLA CARAMELIZADA Y QUESO

 Receta de carne, que ya tocaba, como en otras ocasiones le daremos un toque diferente a un producto de siempre, podemos enriquecer los filetes de todos los días con sencillos truquitos como el de hoy. A mucha gente le parecerá que no es necesario envolver un producto con otros sabores cuando la materia prima es buena, yo os invito a que probéis esta nueva forma de presentar la carne y de paso sorprender a alguien especial.



INGREDIENTES:
 Filetes de Secreto (u otro que os parezca bien, de ternera por ejemplo)
Para la Cebolla Caramelizada: 500g de Cebolla, 100g de Azúcar
Para los pimientos Caramelizados: Pimientos del Piquillo, Azúcar
Para la masa de Queso: 250g de Queso de Cabra u Oveja Curado, 250ml de Nata.

PREPARACIÓN:

Las elaboraciones que utilizaremos para enriquecer estos filetes es conveniente prepararlas el día anterior o con algunas horas de antelación.

Para la cebolla caramelizada pocharemos la cebolla cortada en juliana en abundante aceite de oliva, a fuego lento, sin que tome color. Una vez que esté tierna eliminamos todo el aceite con ayuda de un colador. 

Volvemos a poner la cebolla escurrida al fuego y agregamos el azúcar, sin dejar de remover con una cuchara 
de madera, hasta que el azúcar se integre y empiece a tomar un color dorado. Reservamos.

Para los pimientos del piquillo caramelizados, primero limpiamos los pimientos de pepitas. Preparamos una bandeja con papel sulfurizado y cubrimos con una buena cantidad de azúcar. Colocamos los pimientos sobre la cama de azúcar y espolvoreamos más azúcar sobre los pimientos, un buen puñado. (El pimiento se ve, pero el azúcar también, hay que ser generosos)

La masa de queso es lo que tenemos que preparar con mayor antelación pues necesita reposo. Podemos prepararlo mezclando todo en la termomix y que alcance unos 70ºC de temperatura, o podemos hacerlo al fuego. Para esto, es conveniente que el queso este rallado o triturado en la picadora de la túrmix. Añadimos la nata y llevamos al fuego, sin dejar de remover, y sin que llegue a hervir, retiramos del fuego cuando el queso esté perfectamente integrado. Reservamos en la nevera.

Todas estas elaboraciones aguantan bien en la nevera.

El día en que vayamos a servir la carne, simplemente hacemos los filetes a la plancha, los disponemos en una placa de horno, cubrimos con una cucharada de cebolla caramelizada, y con un poco de queso, que tendrá la textura adecuada para poder moldearlo con las manos y darle la forma del filete. Gratinamos con el horno al máximo, y servimos acompañado de unos pimientos del piquillo caramelizados, y en esta ocasión también hemos usado como guarnición unas patatas gajo que hemos frito sazonadas con tomillo, sal y pimienta.

Espero que os atreváis con esta receta.

2 comentarios:

  1. Hola!

    Tienes un blog chulisimo!! Y me quedo por aqui!!!
    Aprovecho la visita para decirte que estoy de sorteo en mi blog, por si te interesa echarle un ojo... La direccion es:
    http://rousesbakery.blogspot.com/2011/11/sorteo-rouses-bakery-100-seguidores.htm

    Saludos desde mi cocina!!
    Rosa

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, espero que nos veamos mucho por aquí. Ya me apunté a tu concurso, a ver si hay suerte. Saludoss

    ResponderEliminar

¡Opina, comparte tus ideas y haz tu comentario, siempre son de agradecer!. Sino tienes una cuenta de Google, simplemente selecciona "Anónimo" pero indica quien eres en el mensaje ;). Saludos del POLLO.